Gatos La Asunción

Sexualidad en gatos y esterilización

sexualidad en gatos y esterilización

El gato ha pasado de ser ese animal que se comía las ratas en el campo a un integrante más de la familia, y además, últimamente está aumentando de forma muy notable el número de casas que cuentan con un amigo felino. Por esto, creo que el artículo de esta semana, os puede resultar muy útil, sobre todo si estáis pasando por molestos comportamientos de vuestro gato y/o pensando en esterilizarlo.

Actividad sexual de la gata: tipo de ciclo estral y anticonceptivos o esterilización quirúrgica.

La madurez sexual de un gato (macho o hembra) tiene lugar antes de que finalice el crecimiento, de media a los 6-7 meses.

El ciclo estral de la gata se califica como poliéstrico estacional, eso significa que el celo se presenta regularmente cada 2 o 3 semanas desde febrero a diciembre en nuestro clima. Además, la gata no deja de tener celos hasta una edad avanzada y, por lo tanto, la fecundación siempre es posible. Sin embargo, aunque es posible, se desaconseja que la hembra quede gestante durante le etapa de crecimiento (cuando tiene menos de un año) y cuando supera los 7 años de edad. Durante el crecimiento, una gestación puede alterar el desarrollo equilibrado de la hembra (el crecimiento de los cachorros es fisiológicamente prioritario frente al suyo propio, y la lactación la haría movilizar sus reservas) y aumenta el riesgo de abortos y partos complicados. Por otro lado, a partir de los 7 años de edad, una hembra gestante tiene mayor riesgo de sufrir abortos, convulsiones causadas por la carencia de calcio, problemas en el parto y, además, el porcentaje de mortalidad de la madre y de los cachorros es mayor. Por tanto, si se quiere evitar que la hembra quede gestante, una solución a corto plazo sería el tratamiento a base de hormonas (anticonceptivos) y a largo plazo, y opción que yo recomiendo, la esterilización quirúrgica.

La administración de una hormona en el organismo (anticonceptivo oral o inyectado) requiere la supervisión por parte del veterinario, ya que, dicha hormona conlleva a corto o a largo plazo efectos secundarios como hipertrofia mamaria benigna, incremento de peso (podría ser el origen de una diabetes) y sobre todo, predisponen a la aparición de piometra (infección de útero).

La esterilización de la gata se puede hacer desde los 5 o 6 meses, aunque en mi opinión es demasiado pronto, o después del primer celo o incluso cerca del año. Si los molestos aullidos durante el celo lo permiten, lo ideal es esperar a los 10-12 meses. Esta intervención quirúrgica elimina el celo y los comportamientos indeseados (maullidos, marcaje urinario, escapadas), riesgo de piometra, problemas ováricos (quistes, tumores) y disminuye la probabilidad de desarrollar tumores mamarios.

Actividad sexual del gato: marcaje urinario, castración y crecimiento.

La pubertad se acompaña de cambios en las hormonales sexuales, que se traducen en el gato macho en cambios de comportamiento como una tendencia a fugarse y pelear con sus compañeros del mismo sexo, la producción de orina que despide todavía peor olor y el marcaje de su territorio. Estos cambios en el comportamiento desaparecen en días o semanas con la castración. Sin embargo, el marcaje urinario persiste en el 10% de los casos aproximadamente, lo cual indica que las emisiones de orina pueden tener una causa diferente de la sexual. Se ha descrito que el marcaje urinario es una conducta normal en el gato (macho o hembra) y tiene una función ansiolítica y, además, puede tener lugar a cualquier edad. De esta forma, un animal estresado por un cambio en su entorno (traslado, cambio de mobiliario, etc.) o en su grupo social (llegada de otro gato o un bebé), o bien ve amenazado su territorio, puede reaccionar depositando sus deyecciones de orina. La secuencia  característica que suele realizar en el marcaje, es la siguiente:

  • El gato proyecta un chorro de orina estando de pie con el dorso encorvado, el pelo erizado y la cola erguida haciéndola vibrar.
  • Una vez ha orinado, escarba en el suelo y olfatea la zona donde ha orinado.

Una forma de reducir o prevenir este comportamiento de marcaje sin la necesidad de castración, es la utilización de feromonas felinas.

Cuando se decide realizar la esterilización de un macho hay que tener en cuenta que la castración del gato afecta al desarrollo muscular y a la osificación. El desarrollo muscular depende de las hormonas sexuales masculinas, por tanto, la castración provoca inevitablemente (independientemente de la edad) la pérdida de masa muscular ligada al sexo (mandíbulas fuertes, cuello y tercio anterior muy desarrollados). Por otro lado, los gatos castrados a edades tempranas, tendrían los huesos de las extremidades un poco más largos que los gatos no castrados, ya que las hormonas sexuales intervienen en el cierre de los cartílagos de crecimiento (osificación).

Otra cosa a tener en cuenta cuando se decide castrar un gato macho, es que predispone a la aparición de cistitis y cristales en orina, lo que puede provocar desde una enfermedad leve a algo más grave, como es la obstrucción uretral. (artículo: mi gato no puede orinar). Esto no implica que un gato sin castrar no pueda pasar por el mismo problema, aunque su probabilidad es algo menor.

Relación de la esterilización de un gato (macho o hembra) con la obesidad.

La esterilización es un factor que predispone a la obesidad, pero no es determinante, ya que es una enfermedad que depende de muchos factores (comportamentales, nutricionales, etc). El metabolismo basal de un animal esterilizado es menor, a causa de la falta de la estimulación de las hormonas sexuales (las cuales aumentan las necesidades de energía de mantenimiento) y de una menor actividad física. Además, en ambos sexos se ha observado un cambio en la sensación de saciedad, ya que las hormonas sexuales contribuyen a regular el apetito. En consecuencia, si no se tiene en cuenta esta menor necesidad de energía, el gato o la gata corren el riesgo de aumentar sus reservas de grasas. Por lo tanto, en el momento que decidimos esterilizar a nuestro gato, se debe tener en cuenta que esto provocará una predisposición a engordar y habrá que administrar una comida especial (piensos light o para gatos esterilizados) y mantener una rutina diaria de ejercicio y juegos para que se mantengan ágiles.

Conclusión

En la naturaleza o la medicina no siempre 2 + 2 suman 4 por lo que antes de tomar una decisión, hay que valorar cada caso en concreto. En general, yo suelo recomendar la esterilización en hembras porque previene enfermedades muy graves y su calidad y duración de vida es mayor. En cambio, en los gatos machos sin riesgo de peleas o escaparse, suelo recomendar que no los castren salvo que el comportamiento sea muy molesto y esté dificultando la convivencia.

Como en todos los artículos, si tenéis cualquier duda, estaré encantado de ayudaros en lo que pueda.

*******IMPORTANTE******* Todos los comentarios son leídos y contestados pero debéis tener en cuenta que dependiendo de la carga de trabajo en la clínica podemos tardar varios días en contestar. Por lo que si la duda es sobre un síntoma de urgencia por favor id rápidamente al veterinario más cercano.


Las respuestas a las consultas de los lectores son opiniones del autor del artículo. Se basan únicamente en la información aportada por el lector y están muy limitadas al no poder realizar la exploración física y pruebas necesarias del paciente.

4 Comentarios

  • Responder
    Ángeles Guasp
    el 9 diciembre, 2019 a las 19:28

    Soy mexicana, tengo Discapacidad Auditiva, cuando lo veo a un galgo abandonado lo voy a llevar al veterinario para curarlo y recuperarse y aceptaré adoptarlo pero que lástima vivo en Playa del Carmen México, Quintana Roo México además tengo 5 perrunos adoptados sin raza

    • Responder
      Alfredo
      el 10 diciembre, 2019 a las 11:02

      Hola, Ángeles. Muchas gracias por tu comentario y muchas gracias por hacerte cargo de perros que necesitan cariño. Mucha suerte para todos. Un abrazo, Alfredo.

  • Responder
    Inés
    el 6 diciembre, 2019 a las 01:41

    Gran artículo con muy buena información y muy útil. Gracias.

    • Responder
      Alfredo
      el 9 diciembre, 2019 a las 12:16

      Hola, Inés. Muchas gracias por leerlo y por tu comentario. Un abrazo, Alfredo.

    Deja un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies