La Asunción Perros

Perros potencialmente peligrosos

perros potencialmente peligros

Perros potencialmente peligrosos

Como comentaba en el artículo sobre el abandono, cuando uno decide tener un perro debe asumir que le espera una responsabilidad y compromiso de por vida hacia él, y esto se magnifica si la raza elegida se encuentra dentro del grupo de perros potencialmente peligrosos.

En mi opinión por lo experimentado durante mis años de profesión, hay mucha gente que no está ni estará preparada para tener perros y mucho menos para un perro “especial” (no hace falta que sea de los clasificados como potencialmente peligrosos, muchas razas son de un carácter o comportamiento un tanto complicado y necesitan a unos dueños muy involucrados en su educación). Cuando esta gente decide tener un perro potencialmente peligroso está empezando a escribir las primeras frases de una fatídica noticia de la televisión y periódicos, ya que es bastante probable que por falta de socialización, educación, disciplina, etc. este perro acabe provocando una tragedia.

Dicho esto, tengo la gran suerte de contar entre mis clientes con multitud de perros de la raza American Sttafordshire Terrier, Sttafordshire Bull Terrier y algunos menos de la raza Rottweiler y Bull Terrier, y a día de hoy, con cerca de 14 años como veterinario, nunca he tenido ni un solo problema con cualquiera de estos perros. Es más, solo puedo tener palabras bonitas hacia ellos porque la gran mayoría han sido muy buenos pacientes, muy duros ante las enfermedades y las pruebas o tratamientos que hemos tenido que realizar o administrar y de una nobleza y respeto hacia las personas que ya quisieran muchos otros perros o si me apuras, muchas personas.

En muchas ocasiones se ha escuchado que la culpa es siempre de los dueños por su forma de educarlos, y yo tengo claro por mi experiencia que es totalmente cierto. Eso no quita que se les llame potencialmente peligrosos porque nos guste más o menos, son razas diseñadas para la guarda, ataque y defensa con una morfología muy potente y con una fuerza en el mordisco superior al resto de razas.

Ahora que ya he hablado un poco sobre mi opinión personal, empiezo con la parte más técnica e informativa, algo menos entretenida quizás, pero muy necesaria para seguir aportando mi pequeño grano de arena a hacer una sociedad más preparada para tener animales de compañía sin que ellos tengan que pagar las consecuencias de nuestra ignorancia y falta de preparación.

Los perros considerados potencialmente peligrosos son aquellos que pertenecen a las siguientes razas o son cruces de ellas: American Staffordshire Terrier, Staffordshire Bull Terrier, Perro de Presa Mallorquín, Presa Canario, Bullmastif, American Pittbull Terrier, Rottweiler, Bull Terrier, Akita Inu, Dogo de Burdeos o Argentino, Tosa Inu, Doberman y Mastín napolitano.

Además de todos estos, también serán incluidos en el grupo animales que tengan fuerte musculatura con aspecto poderoso, robusto y configuración atlética, con perímetro de tórax de 60 – 80 cm., altura a la cruz entre 50 – 70 cm. y su peso sea superior a 20 kg. También aquellos con cabeza voluminosa, robusta, cráneo ancho, cuello ancho y musculoso y mandíbulas grandes y fuertes, entre otras características.

La afición por muchas de estas razas cada vez es mayor. Solo en la ciudad de Alicante, existen al menos 1.955 perros de razas potencialmente peligrosas según el RIVIA (Registro Valenciano de Identificación Animal), aunque hay numerosos perros que desgraciadamente todavía se encuentran sin identificar por lo que el número realmente es mayor. En Alicante, las concesiones de licencias de este tipo se han cuadruplicado en lo que va de año, respecto al anterior y se han multiplicado por diez en dos años. De los casi 2.000 perros de razas peligrosas que están registrados en Alicante, la gran mayoría son de raza Rottweiler, seguidos por el Pitbull y American Staffordshire Terrier y, un poco más alejados nos encontramos, Staffordshire Bull Terrier y los Doberman.

La ley 20/1999 de 23 de diciembre, sobre el Régimen jurídico de la Tenencia de animales Potencialmente peligrosos, establece la obligación de todos los propietarios, adiestradores o comerciantes que posean o trabajen con este tipo de animales de obtener una licencia administrativa que les autorice a ello. Se debe ser mayor de edad y no tener antecedentes penales con respecto a algunos delitos, ni haber sido sancionado por dicha ley. El solicitante por otro lado, debe disponer de capacidad física y psicológica para poseer uno de estos animales mediante reconocimientos médicos (ej.: test realizados para obtención del permiso de conducir).

Por último, es necesario poseer un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros por un valor de 120,000 euros. Y hay que tener en cuenta que la vigencia de las licencias administrativas para la posesión de animales potencialmente peligrosos concedidas, será de tres años, a contar desde la fecha de su expedición y habrá que renovarlas.

Si se denegase la licencia a un solicitante que estuviere en posesión de un animal potencialmente peligroso, en la misma resolución se acuerda la obligación de su propietario de entregarlo inmediatamente a las instalaciones de recogida de animales abandonados de que disponga el Ayuntamiento. En el plazo de 15 días desde su entrega, el responsable del animal deberá comunicar de forma expresa la persona o entidad, titular en todo caso de la licencia correspondiente, a la que se hará entrega del animal, previo abono de los gastos que haya originado su atención y mantenimiento. Transcurrido dicho plazo sin que el propietario efectúe comunicación alguna, el Ayuntamiento dará al animal el tratamiento correspondiente a un animal abandonado.

Será obligatoria la utilización de correa o cadena de menos de dos metros de longitud y no extensible, así como un bozal homologado y adecuado para su raza, de forma que impida la apertura de la mandíbula para morder. En ningún caso podrán ser conducidos por menores de edad y se deberá evitar que los animales se aproximen a las personas a distancia inferior a un metro, salvo consentimiento expreso de aquellas, y en todo caso, a los menores de dieciocho años si estos no van acompañados de una persona adulta. El animal debe de ir acompañado siempre de su documentación, tener microchip y vacunas en regla y estar censados en el ayuntamiento correspondiente. Se debe evitar cualquier incitación a los animales para arremeter contra las personas u otros animales. Y está prohibida la presencia y circulación de estos animales en parques y jardines públicos, así como en las inmediaciones de centros escolares, guarderías infantiles, mercados, centros recreativos o deportivos y en general en las zonas públicas caracterizadas por un tránsito intenso de personas, entre las 7 y las 22 horas.

Como noticias más recientes referente a este tema, hace unos meses en A Coruña, un hombre fue condenado a dos años y un mes de cárcel por azuzar a su perro (un Presa canario) contra una viandante en el Agra do Orzán. El hombre contaba con antecedentes penales y no contaba con la licencia administrativa para su tenencia ni seguro de responsabilidad civil. El animal tuvo que ser trasladado a la perrera donde fue sacrificado.

En nuestra localidad también han ocurrido diferentes sucesos que no hay que olvidar: en diciembre de 2011 tres perros de raza Rottweiler atacaron a una pareja en una gasolinera en Elche tras escaparse de una fábrica. Otra noticia que llamó nuestra atención ocurrida en Agosto de 2009 en nuestra localidad fue la muerte de un hombre de 65 años murió desangrado tras ser mordido, en zona femoral, por un perro que vigilaba el desguace donde trabajaba en Torrellano, aunque en este caso no se encontró al dueño del animal.

Por desgracias, como comentaba al principio del artículo, estas noticias son relativamente frecuentes y normalmente acaban aumentando su mala fama y pagando las víctimas y los perros que no son responsables de nada. Por supuesto que no quiero transmitir que dichos perros sean malos y que no hay que tenerlos, sino que hay que entender desde el principio que necesitan una educación estricta y unas medidas de seguridad para que de adulto sea un animal muy sociable y cariñoso con el resto de las personas. Hay que tener en cuenta que un animal aprenderá lo que nosotros le enseñemos desde cachorro y su carácter se irá forjando según sus experiencias y su enseñanza. En Clínica Veterinaria La Asunción damos toda la información necesaria a los clientes para intentar que desde cachorro comencéis a educarlo correctamente, durante las primeras vacunas os vamos dando consejos para llevar a cabo en casa por todos los miembros de la familia y hacer de un perro potencialmente peligroso, un compañero inofensivo, cariñoso y fácil de manejar.

Estaré encantado de recibir vuestros comentarios y experiencias con perros de estas razas o cualquier cosa que queráis compartir.

*******IMPORTANTE******* Todos los comentarios son leídos y contestados pero debéis tener en cuenta que dependiendo de la carga de trabajo en la clínica podemos tardar varios días en contestar. Por lo que si la duda es sobre un síntoma de urgencia por favor id rápidamente al veterinario más cercano.


Las respuestas a las consultas de los lectores son opiniones del autor del artículo. Se basan únicamente en la información aportada por el lector y están muy limitadas al no poder realizar la exploración física y pruebas necesarias del paciente.

3 Comentarios

  • Responder
    DamaArcoiris
    el 31 marzo, 2016 a las 17:11

    Interesante!

  • Responder
    elisabet
    el 29 febrero, 2016 a las 22:56

    En un principio por el titulo me confundio un poco, pero como tu dices y estoy totalmente de acuerdo, no son peligrosos, todo sea como los eduques. Gracias por el articulo. Saludos.

  • Deja un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies