La Asunción Perros

¿Por qué mi perro me lame los pies?

mi perro me lame los pies

¿Quién no se ha despertado gracias a los lametones en los pies, la cara o las manos de su querido perro? Para algunos puede ser desagradable o raro, pero se trata de una manera más de comunicación que nuestras mascotas utilizan para decirnos alto y claro “te quiero conmigo”.
Pues sí, el lamido de los perros demuestra el vínculo afectivo tan importante que tienes con él, pero ¿qué pasa cuando se convierte en algo excesivo que llega a ser molesto? ¿Es siempre algo cariñoso o puede llegar a convertirse en un problema?

Comportamiento del lamido de los perros

El lamido no es una conducta aprendida, se ha demostrado que es un comportamiento innato en los perros. Los perros utilizan el lamido para muchas cosas: higiene personal (la saliva contiene sustancias bactericidas), comunicación con el resto de los perros e incluso para comunicarse con nosotros, reforzando de esta manera el vínculo afectivo y emocional con el resto de su grupo.

¿Qué significa que un perro te lame las piernas y los pies?

Aunque parezca algo obvio, nuestros pies huelen 100% a nosotros, a nuestro sudor y a las feromonas que desprendemos, por eso a nuestros perros les llama la atención estas zonas, quiere lamer algo que huele a nosotros. Sí, la mayoría de nosotros no lo haríamos, y ahí lo dejo, pero para ellos no solo no es un comportamiento asqueroso, sino que se trata de algo totalmente natural y necesario.

Si tu perro te lame los pies puede significar varias cosas:
Muestra de cariño: este suele ser el principal de los motivos, demostrar el afecto que nos tiene.
Intenta llamar tu atención: puede que necesite algo como agua limpia, comida o salir a hacer sus necesidades.
Tiene ansiedad: el lamido compulsivo, además de ser molesto, suele ser un signo de estrés o ansiedad al que debemos prestar atención.

¿Cómo evitar que tu perro te lama los pies?

En ocasiones, sobre todo cuando se convierte en algo repetitivo, el lamido de nuestro perro puede suponer un problema. No debemos reñirle, ya que es una conducta natural que solo viene motivada por el cariño o las ganas de atención, además, muchas veces somos nosotros mismos los que hemos reforzado esa conducta que ahora queremos que deje de hacer. Por ejemplo, si siempre que venía a lamernos la pierna o los pies accedíamos a darle comida o sacarlo a la calle, el perro entendía que le funcionaba porque era algo bueno y continuará haciéndolo. Para empezar a evitarlo, podemos retirar el pie e indicarle que no lo haga, dándole un refuerzo positivo (chuche, cariño) cada vez que obedezca. También podemos utilizar un juguete para desviar su atención.

En general, que tu perro te lama los pies es algo que lleva en su naturaleza y que solo indica lo mucho que te quiere, pero debes asegurarte de que no se trata de una llamada de atención por algún posible problema.

No te pierdas estos otros artículos

Sin comentarios

    ¡Déjanos un comentario!