Gatos La Asunción Perros

Plantas tóxicas para perros y gatos

plantas toxicas para perros y gatos

Son muchísimas las plantas que pueden generar daño a nuestros perros y gatos, es más, casi todas las plantas lo hacen en mayor o menor medida a raíz de alguna sustancia tóxica que contiene su savia, la hoja, la flor (o alguna parte de la flor como el néctar) o su fruto. Como la lista es infinita, voy a hablaros más detalladamente de las más comunes que podemos tener en casa. Los daños que pueden sufrir nuestros perros y gatos suelen producirse tras la ingestión o incluso con un simple contacto con la planta, afectando a nivel digestivo de forma inicial pero pudiendo generar también daño en el sistema renal, cardíaco, hepático y/o neurológico.

Por desgracia, es algo que pasa con bastante frecuencia, especialmente en gatos o cachorros. Cualquier arreglo floral o planta que incorporamos a nuestra casa es algo nuevo que les llama la atención y es cuando se produce el contacto o su ingesta.

Plantas de interior mas comunes y tóxicas para nuestros perros y gatos

Flores del género Lillium (lirios), El Poto o Hidra del diablo, Flor de pascua, Flor de flamenco (Anthurium anturios), Crisantemo, Acebo, Costilla de Adán (Monstera deliciosa), Helecho, Hiedra, Jacinto, Muérdago, Aphelandra (es tropical), Cerezo de navidad, Planta cebra, Ciclamen o violeta persa, Alocasia u Oreja de elefante, Adelfa, Codiaemun, Senecio, Estrella de Belén o Árbol paraguas.

costilla de adan flor de pascua hiedra lirios muerdago planta cebra

 Algunas de las plantas de exterior más tóxicas para nuestros perros y gatos

Actaea impatiens, Aloe vera, Falso castaño, Hiedra, Ipomoea (Campanitas), Trompeta y Alas de ángel, Hierba de San Cristobal, Lirios, Zarza ardiente, Laurel, Azalea, Planta del altramuz y del aguacate, Hortensia, Peonia, Clavel negro, Amapola, Celastrus ornithogalum, Planta del azafrán, Narciso, Zumaque.

planta azafran narciso Ipomoea_carnea amapola  altramuzpeonia

La lista es infinita de plantas tóxicas para perros y gatos, hay muchas más de las citadas anteriormente ya que, como os he dicho antes, en mayor o menor medida, casi todas producen algún tipo de daño si el contacto o la ingesta es abundante. Esto pasa con la simple hierba cuando nuestro perro ‘se purga’. Lo que se produce es una gastritis (inflamación de la mucosa gástrica) y como consecuencia, el vómito. La mayoría de veces queda en un simple vómito pero en otras puede complicarse y requerir tratamiento sintomático. También hemos tenido algún caso en gatos que han ingerido demasiada hierba gatera. Nosotros la recomendamos para enriquecer su ambiente y estilo de vida pero como todo en la vida, los excesos nunca son buenos, por lo que siempre hay que vigilarlos.

Intoxicaciones más frecuentes que nos encontramos en la clínica:

Lirios (Género Lilium spp.): lirios

⁃ Es sin duda una de las intoxicaciones por plantas más frecuentes y más graves en gatos. Estas flores las podemos encontrar tanto en interior como en exterior pero es bastante común encontrarlas en ramos de flores que se colocan en el interior de casa y esto llama mucho la atención de los gatos, especialmente si no tienen otra cosa que masticar.

En este caso, cualquier parte de la planta es tóxica, incluido el polen, que puede caer sobre los gatos y ser ingerido al acicalarse.

Los síntomas empiezan unas 2-3 horas después de la ingestión y suelen ser consecuencia de la irritación gastrointestinal, tales como vómitos o diarreas. El problema viene a los 2-3 días de la ingestión porque se produce un fallo renal agudo con una tasa de mortalidad elevada. Además de los síntomas gastrointestinales, el gato empieza a encontrarse mal por lo que presenta apatía, ingesta de agua muy elevada, deshidratación, etc. todo ello derivado del fallo renal. En la consulta puede llegar a palparse la renomegalia (riñones aumentados de tamaño) y el dolor. El pronóstico es reservado.

Las especies potencialmente mortales para nuestros gatos son Lillium longiflorum, Lillium catesbaei, Lirio de los Valles, Asiatic, Peace, Day y Stargazer.

Poto (Epipremnum aureum): poto Epipremnum aureum

Hace poco tuvimos un caso en la clínica de un gatito que comió unas cuantas hojas. Por suerte, hubo respuesta al tratamiento y está muy feliz junto a su familia. Casi todo el mundo tiene un poto en su casa y desconoce que es tóxico para su gato si lo ingiere. La intoxicación que produce es bastante fuerte a nivel gastrointestinal derivando en vómitos muy frecuentes que requieren tratamiento.

Flor de pascua (Euphorbia pulcherrima): 

Esta popular planta de la época navideña ha protagonizado algún que otro susto. No sólo se encuentran en las casas, es importante señalar que muchos decorados navideños de las calles se hacen con estas flores y nuestros perros y gatos pueden tener contacto con ellas.

Lo más común es que el contacto sea con la cara, las patitas o cualquier otra zona de piel. Se produce una reacción alérgica bastante fuerte, pudiendo aparecer incluso edema, conjuntivitis, úlcera corneal, irritación de la parte cutánea que ha entrado en contacto, etc.

Es más raro que se ingiera pero también se dan casos. Aquí los efectos nocivos se producen a nivel gastrointestinal (vómitos y diarreas) pero en casos de ingestión importante también puede producir síntomas neurológicos.

Hiedra (Hedera spp.): hiedra

La hiedra también es una planta que podemos encontrar tanto en interior como en exterior. La responsabilidad de esta intoxicación recae en unos glucósidos que posee la planta, las saponinas. También se han descrito casos de dermatitis alérgicas graves en humanos.

Las saponinas se encuentran en la hoja y en los frutos. Si se ingiere la planta, la sintomatología será gastrointestinal, produciendo vómitos y diarreas graves, y en algunos casos, espasmos musculares y hasta parálisis.

Si el contacto que tienen nuestros perros y gatos con la planta es cutáneo, puede aparecer prurito intenso, eritema (enrojecimiento) y, en ocasiones, ampollas en esa zona de contacto.

Costilla de Adán (Monstera deliciosa): costilla de adan

Esta planta se ha puesto muy de moda en los últimos años por lo que es muy importante que sepáis que casi la totalidad de la planta es tóxica y se debe a que, entre otros componentes, contiene oxalato de calcio.

Los síntomas que suelen aparecer tras su ingesta son vómitos, sialorrea (exceso de producción de saliva), irritación e inflamación de la lengua (glositis). También puede afectarse el esófago y el resto del tracto gastrointestinal.

Aloe vera: aloe vera

El Aloe vera contiene una sustancia llamada aloína, la cuál actúa como laxante. Si nuestro perro o gato ingiere algo de esta planta presentará sintomatología digestiva, especialmente diarreas. Es importante poner tratamiento porque el daño que se hace sobre la mucosa del intestino grueso es grave y existe riesgo de deshidratación.

Les debemos muchos medicamentos importantes, muchos de ellos salvan vidas, a las plantas pero como habéis podido comprobar, también pueden darnos algún que otro susto si no llevamos cuidado con nuestros traviesos amigos de cuatro patas.

*******IMPORTANTE******* Todos los comentarios son leídos y contestados pero debéis tener en cuenta que dependiendo de la carga de trabajo en la clínica podemos tardar varios días en contestar. Por lo que si la duda es sobre un síntoma de urgencia por favor id rápidamente al veterinario más cercano.


Las respuestas a las consultas de los lectores son opiniones del autor del artículo. Se basan únicamente en la información aportada por el lector y están muy limitadas al no poder realizar la exploración física y pruebas necesarias del paciente.

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies