La Asunción Perros

Mi perro tiene diarrea ¿Qué hago?

mi perro tiene diarrea

Las gastroenteritis son una de las consultas más frecuentes en las clínicas veterinarias. De hecho, es raro el día que no tengamos que atender a algún perro por problemas de vómitos y/o diarrea. Ya sabéis que parte del comportamiento natural de los perros es ir olisqueando todo el suelo de la calle y del parque, y esto lleva a que de vez en cuando, se lleven a la boca algo que no deberían.

Esto es algo inevitable, aunque el perro vaya siempre atado. Otra razón, yo diría que más frecuente que el olisqueo, es la comida casera o humana. En general, seguimos con el chip puesto de que los perros pueden comer de todo, que los perros de antes comían sobras y duraban muchos años, que al pienso le faltan vitaminas y es muy aburrido, etc. Todo esto hace que hoy en día, no puedo hablar de los perros de hace 30 o 40 años, tengan muchos problemas digestivos si les damos para comer algo que no sea un pienso de calidad.

Las diarreas en perros son mucho más frecuentes que en gatos y, normalmente, no son graves (exceptuando siempre a los cachorros y razas muy pequeñas). Muchas veces desaparecen solas en un par de días, pero si las heces son cada vez más líquidas, o vemos que hay moco o sangre, hay que acudir a nuestro veterinario de confianza para que nos ayude a cortar esa diarrea cuanto antes. Es importante tener en cuenta que tanto cachorros como perros de pequeño tamaño corren el riesgo de deshidratarse o sufrir una hipoglucemia (bajada de “azúcar”) con las diarreas, por lo que con estos animales hay que acudir siempre a un veterinario y empezar cuanto antes el tratamiento adecuado.

De toda la vida hemos oído, o incluso hecho, lo de poner “dieta blanda” a nuestro perro para cortarle la diarrea, y esta dieta casi siempre consiste en arroz blanco con pollo o pavo hervido. Como decía antes, no sé si esto funcionaría muy bien hace años pero desde mi experiencia, esto no suele funcionar, y cuando funciona, es probablemente porque el perro simplemente tuvo una mala digestión y no necesitaba dieta.

¿Por qué tiene diarrea mi perro?

Las diarreas en perros pueden estar causadas por muchos motivos.
Si la diarrea se debe a una mala digestión o a un cambio brusco de pienso, lo más probable es que en unos días se le pase, y suelen ser diarreas blandas, pero con cierta forma. Si en 48 horas no se le ha pasado la diarrea, lo ideal es acudir a un veterinario para que intente averiguar el motivo de la diarrea y para que le dé la medicación y la dieta que considere necesaria.

Hay otras enfermedades que cursan con diarrea como único síntoma, como pueden ser las alergias o intolerancias al alimento o infestaciones por parásitos intestinales.

Cuando la diarrea está causada por otra enfermedad, es importante diagnosticarla para poder tratarla, si no, la diarrea no se cortará. En el caso de los cachorros, puede deberse a enfermedades víricas muy graves y, a veces mortales, como el parvovirus, rotavirus y moquillo, entre otros. En adultos podemos encontrarnos problemas en hígado, intoxicaciones, fallo renal, entre otras patologías.

¿Qué debo hacer en casa si mi perro tiene diarrea?

Si no podemos acudir a un veterinario, lo mejor que podemos hacer es llamar a nuestro veterinario habitual, que es quien conoce el historial de nuestra mascota, para que nos pueda dar las pautas que debemos seguir. Mientras nos organizamos para ir al veterinario, podemos empezar dejando al animal en AYUNAS, este es siempre el primer paso del tratamiento de las diarreas agudas. El animal tiene que pasar 24 horas sin comer (siempre que no hayan vómitos, sí puede beber), de esta manera, le daremos cierto descanso al intestino y el animal podrá eliminar todas las heces diarreicas. Una vez han pasado las 24 horas de ayuno, empezaremos con una dieta estricta que se basará en comida húmeda de alta digestibilidad (de venta en clínicas veterinarias o tiendas especializadas).

En el caso de que hayamos hecho el cambio de un pienso a otro de manera muy brusca, lo que tenemos que hacer después del ayuno es mezclar los dos piensos y poco a poco ir aumentando la cantidad del pienso nuevo respecto al viejo, hasta que podamos hacer el cambio al 100%. Se recomienda que el cambio se haga entre 7 y 10 días.

Si en las heces vemos sangre, no siempre es grave ni urgente pero es importante acudir cuanto antes al veterinario. En enfermedades como la parvovirosis, las heces serán prácticamente todo sangre, mientras que en otros casos estarán mezcladas las heces con la sangre. Como he comentado antes, la parvovirosis es una enfermedad muy grave en los cachorros o adultos inmunodeprimidos, pudiendo ser mortal si no se hospitaliza al animal o incluso así. Si es muy poca cantidad, en forma de hilos, y es al final de unas cacas blandas pero con forma, no hay que preocuparse en exceso, pero sí hay que empezar a controlar esas heces.

En el caso de que se trate de una diarrea crónica, es decir, que lleva más de 3 semanas, controlarla en casa y sin veterinario, va a ser más difícil porque el problema no es la diarrea en sí, sino que tenemos que encontrar la enfermedad que la está causando. Si solo tratamos la diarrea, no conseguiremos controlarla, y no es porque el tratamiento no sea válido, sino que al no tratar la causa principal de la diarrea, no conseguiremos que ese intestino sane. En estos casos, el veterinario necesitará realizar pruebas complementarias como puede ser un análisis de sangre o una ecografía abdominal, para ayudar a llegar al diagnóstico definitivo.

Lo más importante es que nunca mediquéis a vuestro animal sin haber visitado a un veterinario antes, sin importar el tipo de diarrea que presente. Si decidimos dar a nuestro animal cualquier medicamento, sea de personas o de perros, podemos empeorar los síntomas que presenta el perro y además, interferir en el tratamiento que nuestro veterinario crea conveniente, pues no todos los fármacos se pueden dar juntos. En ocasiones, hay que esperar varios días hasta que se ha eliminado un medicamento antes de poder dar otro.

¿Cómo de grave es que mi perro tenga diarrea?

En general, las diarreas suelen ser motivo de consulta pero solo en pocos casos son una urgencia.
Como os he comentado, hay muchos tipos de diarreas y se producen por muchos motivos, por lo que para saber la gravedad, es necesario acudir a un veterinario para que intente averiguar el por qué de este síntoma y poder determinar la gravedad.

Siempre que las diarreas vayan acompañadas de vómitos o apatía en nuestro perro, su gravedad será mayor y más importante será que vayáis a la clínica veterinaria.

Ante la duda, es mejor que llaméis a vuestro veterinario de confianza antes de que se pueda agravar el proceso o tengáis que lamentar algo.

*******IMPORTANTE******* Todos los comentarios son leídos y contestados pero debéis tener en cuenta que dependiendo de la carga de trabajo en la clínica podemos tardar varios días en contestar. Por lo que si la duda es sobre un síntoma de urgencia por favor id rápidamente al veterinario más cercano.


Las respuestas a las consultas de los lectores son opiniones del autor del artículo. Se basan únicamente en la información aportada por el lector y están muy limitadas al no poder realizar la exploración física y pruebas necesarias del paciente.

1 Comentario

  • Responder
    Daniela R.
    el 15 junio, 2019 a las 19:01

    hola excelente blog,

  • Deja un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies