Gatos La Asunción

¿Mi gato tiene asma?

asma en gatos

La bronquitis crónica felina o asma felina es una enfermedad respiratoria que se produce en el pulmón del gato con una prevalencia de más del 10%, según datos de la Unversidad de Cornell en EE.UU. Este porcentaje puede parecer bajo pero por su gravedad, quiero haceros ver que ésta enfermedad es más frecuente y peligrosa de lo que se piensa habitualmente. Por ello, he decidido dedicar una entrada del blog a explicaros ciertos puntos clave de la enfermedad: qué es, cómo se produce, pautas para reconocerla en gatos y qué hacer en caso de dudar si vuestro gato podría tener una crisis asmática.

El asma le produce a nuestros gatos (en caso de padecerlo) que no pueda respirar bien y por ello es de vital importancia detectarla a tiempo y ponerle una solución. Si tenéis algún amigo o familiar en casa que tenga crisis asmáticas, habréis notado lo importante que resulta para este tipo de personas tener a mano siempre su tratamiento (inhalador) cuando les suceden estas crisis, ya que se le “cierran” las vías respiratorias, y literalmente se ahogan. Pues bien, en gatos el mecanismo es muy similar y también necesitan sus inhaladores durante las crisis. Pero vamos paso por paso, no quiero que os agobiéis antes de tiempo.

Las vías respiratorias de los gatos son muy parecidas a las nuestras. Comienzan en la tráquea, que es el tubo que conduce el aire desde la garganta a los pulmones, y ya en la zona del tórax se divide en bronquios principales y secundarios. Esta enfermedad se produce debido a que los bronquios se estrechan e inflaman produciéndose exceso de moco, y esto origina ciertos síntomas y dificultad en la respiración. La causa de dicho proceso se desconoce, aunque se relaciona con diferentes factores: agentes contaminantes (polución, humo de tabaco, etc), agentes infecciosos (bacterias, parásitos, virus…), predisposición genética, polen de plantas, reacciones de hipersensibilidad, etc.

Lo que si está claro en esta enfermedad es que su pulmón es más reactivo, reaccionando más fácilmente ante determinados agentes y produciéndose una inflamación muy severa. Es una enfermedad que presenta muchos más casos en las zonas de ciudad ya que están mucho más expuestos a posibles contaminantes que irriten de forma crónica sus vías respiratorias.

¿Qué síntomas produce el asma felina? ¿Es fácil de detectar?

El principal signo que vamos a notar es que el gato tose. El problema está en determinar si el gato está tosiendo o se trata de vómito ya que en la mayoría de los casos una tos acaba derivando en arcada y esto puede confundirse por parte del propietario, pensando que se ha comido algo que no debía cuando en realidad es tos. Otro síntoma característico es la dificultad respiratoria (disnea), encontrándonos gatos en posición esfinge, con el cuello totalmente estirado y la boca abierta, con movimientos muy bruscos de su tórax y abdomen.

Quiero aprovechar aquí para comentar que es imposible no haber visto a un perro respirar (o jadear) con la boca abierta pero si lo veis en vuestro gato, tenéis que salir corriendo.

En ocasiones ya más graves, su mucosa oral se tornará de un color azulado (debido a la cianosis por falta de oxigenación). Cuando hay contaminación bacteriana puede aparecer fiebre, aunque esto ya es más raro y se asocia con fases avanzadas del proceso. Y en ocasiones se oyen ciertos pitidos al respirar, estornudos o ronquidos. Lo normal es ver un gato que de aspecto físico es normal salvo cuando tiene sus episodios asmáticos.

El problema en un inicio no suele ser muy grave e incluso muchas veces se da por hecho que es un episodio aislado. El problema es que se trata de un proceso crónico y que conforme va pasando el tiempo cada vez es más grave y sus episodios son más fuertes, largos y frecuentes, produciendo lesiones en el pulmón de tipo irreversibles, enfisema y/o fibrosis pulmonar.

Como las crisis asmáticas no son persistentes, si no que se producen entre periodos de normalidad, os recomendamos grabar en vídeo cuando notéis que vuestro gato está respirando mal y de esa manera nosotros poder identificar de qué se trata. En ciertas ocasiones, intentáis explicarnos como ha sucedido pero resulta mucho mas ilustrativo para nosotros poder tener una imagen. Para tener un diagnóstico de la enfermedad, se le realizará una radiografía de tórax ya que tiene un patrón radiográfico característico. El problema en estos casos radica en la estabilidad que tenga el paciente cuando viene a consulta. Si viene con una crisis bastante severa, primero tendremos que estabilizarlo y asegurarnos que respira correctamente antes de realizar las radiografías para su diagnostico. Y ahora que sabemos de qué se trata…

¿Qué tratamiento tiene el asma felina?

Si el gato por desgracia viene con un problema muy agudo, tendremos que hospitalizarlo hasta estabilizarlo, para administrarle oxígeno, broncodilatadores, antiinflamatorios y otros fármacos que pueda necesitar. Una vez está estable y se ha realizado un diagnóstico completo, estos gatos necesitarán un tratamiento de por vida que se realice en casa. Hay que tener en cuenta que es una enfermedad que no se cura dando unas pastillas y ya está, requiere de un manejo por parte vuestra en casa prácticamente de continuo. En estos casos, el tratamiento en casa es a base de inhaladores para abrir vías respiratorias, y otros para aliviar la inflamación, dependiendo del caso y de la gravedad.

tratamiento de asma en gatos

Para terminar y como recomendación muy importante, si tenéis un gato asmático, es de suma importancia evitar posibles alérgenos y contaminantes en casa. Hay que evitar que en casa haya polvo, quitar las alfombras, tener muy aspirada su cama junto con el resto de la casa, que no esté expuesto al humo de los cigarrillos y que el sustrato del arenero no sea arena que desprenda polvo, sino usar otro tipo de sustrato que irrite menos sus vías respiratorias. Y por supuesto, llevar un buen control de las desparasitaciones y una correcta alimentación para evitar el sobrepeso, ya que un gato que esté obeso tiene un agravante extra en el proceso asmático y será más difícil de controlar la enfermedad. Espero que os haya parecido interesante y os evite algún que otro susto. Para cualquier duda o sugerencia ya sabéis cómo encontrarme.

También te puede interesar…

2 Comentarios

  • Responder
    Casandra
    el 26 febrero, 2018 a las 13:58

    Muy interesante, Alfredo!! Muchas gracias por la info

    • Responder
      Alfredo
      el 26 febrero, 2018 a las 20:19

      Hola!! Muchas gracias a ti por leerlo. Un abrazo, Alfredo.

    Deja un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies