Enfermedades Gatos La Asunción

Gatos callejeros

Gatos callejeros

Hoy os quiero hablar de un tema que no pensaba que podría generar tanto debate ni que moviera a tanta gente, amantes de los animales e incluso ayuntamientos y diputaciones, los gatos callejeros.
Muchas protectoras, y sobre todo, mucha gente sin ningún tipo de ayuda destina mucho tiempo y dinero a los gatos de la calle. De hecho, nosotros mismos, en la clínica, tenemos tres gatos que nos hemos ido encontrando durante estos años y que son la parte más animal del equipo.

¿Qué son los gatos callejeros?

Los gatos callejeros o gatos ferales son animales que están acostumbrados a vivir en las calles y que difícilmente se acostumbrarían a vivir en un piso o en una casa. Estos animales han nacido y se han criado en la calle pero esto no significa, como mucha gente piensa, que sean gatos felices. La vida en la calle es muy dura y con muchos riesgos. Es por esto que es difícil que un gato callejero llegue a vivir 10 años o más, mientras que un gato doméstico puede alcanzar una vida de hasta 15 a 20 años.

¿Qué es una colonia?

Colonias de gatos callejeros en ciudadesLos gatos callejeros suelen vivir en grupos denominados colonias, que se ubican en un territorio concreto. Las colonias suelen estar controladas y gestionadas por personas voluntarias, normalmente pertenecientes a protectoras, pero muchas veces por particulares. La gestión correcta de una colonia compone el método CES (Capturar- Esterilizar – Soltar), la alimentación de estos gatos y el control sanitario, es decir, intentar capturar a los animales enfermos para poder administrarles el tratamiento necesario.

La importancia de la gestión de las colonias radica en impedir que haya una reproducción masiva de los gatos callejeros, evitando de esta manera la superpoblación y los efectos nocivos que esto tendría, tanto en salud pública como en temas de ecologismo, pues podrían poner en peligro especies autóctonas, especialmente aves y pequeños reptiles o mamíferos. Las colonias tienen también un efecto positivo para la sociedad, pues mantienen a raya las plagas de ratas y ratones, evitando así la propagación de enfermedades que pueden ser transmitidas por estos animales.

¿Qué es el método CES?

El método CES, como he comentado anteriormente, significa Capturar, Esterilizar y Soltar.
La captura de estos animales tiene que hacerse mediante jaulas-trampa. Estas jaulas se dejan con comida en su interior, para que los gatos entren a comer, una vez dentro activan una trampilla que hace que la puerta se cierre. Al día siguiente de su captura, se esterilizan en una clínica veterinaria, donde además se les desparasita de parásitos intestinales, pulgas y garrapatas. A todos los gatos de colonias que son esterilizados se les hace un corte pequeño en la oreja para poder identificarlos y no llevarlos dos veces al veterinario para su esterilización. Una vez que han despertado completamente de la anestesia, se procede a la suelta en el mismo lugar en el que fueron capturados. Esto es muy importante para evitar que el animal se sienta desorientado.

método CES

La suelta de los gatos en su territorio horas después de la cirugía no supone ningún riesgo. La sutura se realiza dentro de la piel (intradérmica) y se reabsorbe con el tiempo, por lo que no hay que quitar esos puntos. Al estar el animal suelto, está distraído con el

ambiente que le rodea, buscando comida, resguardándose de posibles peligros o simplemente olisqueando su entorno. Todo esto hace que el animal no sienta ningún interés por la incisión de la esterilización.

Los beneficios de este método son muchos, tanto para los gatos como para las personas que viven cerca de una colonia:

  • Los machos dejan de pelearse al no entrar en el territorio de otras colonias para buscar hembras en celo.
  • Se elimina el marcaje por orina, tanto de hembras como de machos, disminuyendo las molestias por malos olores.
  • Las hembras dejan de entrar en celo, por lo que además de no tener más camadas ni de ponerse en riesgo durante la gestación o el parto, evitamos los maullidos que emiten durante los celos, que suelen ser bastante molestos para las personas.
  • Al evitar la superpoblación, disminuimos la propagación de enfermedades.

¿Por qué no se les busca adopción?

Aunque los gatos callejeros o ferales son genéticamente idénticos a los gatos domésticos que tenemos en casa (cosa lógica si tenemos en cuenta que estos gatos vienen de abandonos o gatos que se han escapado de sus casas), su comportamiento es completamente distinto. Normalmente se capturan cuando ya son adultos, por lo que tienen pánico a las personas. Buscarles adopción sería muy estresante para ellos, pudiendo incluso ocasionar que dejen de comer por el estrés de estar encerrados. En otras ocasiones, algunos gatos callejeros que han sido hospitalizados por su delicado estado de salud, se han acostumbrado bastante bien al contacto humano, incluso buscándolo. En estos casos, en los que la adopción se convierte en opción. Sin embargo, quiero hacer hincapié en que no es lo normal en estos animales, y que la mejor opción para ellos es devolverlos a su colonia, lo que ellos consideran su hogar.

¿Quién es responsable de estos animales?

Ahora entramos en una de las partes que más debate crea entorno al tema de los gatos callejeros. ¿Quién debe pagar los gastos que ocasionan estos animales en una clínica veterinaria?
En general, es el ayuntamiento el que debería hacerse cargo pero en ocasiones, esto no es así. Últimamente, tenemos la gran suerte de que tanto los ayuntamientos como las diputaciones, se están encargando de financiar campañas de esterilización de gatos callejeros junto con clínicas veterinarias colaboradoras. Nuestra clínica siempre ha participado en todas estas campañas y también hace precios muy especiales para las personas que nos traen, de forma particular, animales de la calle.

Una cosa que me gustaría destacar es que si una persona decide recoger un animal de la calle, sea de la especie que sea, desde ese momento, la responsabilidad de que el animal reciba los cuidados necesarios, sean veterinarios o de alimentación y cobijo, es de esa persona. Lo que no se debe hacer es que asociaciones, protectoras de animales o los veterinarios se vean obligados a ser los únicos responsables de un animal que no han recogido ellos. Podemos solicitar su ayuda, que de hecho, la inmensa mayoría presta encantada, pero nunca la podemos exigir. Las protectoras tienen recursos limitados y no pueden hacerse cargo de todos los animales heridos o abandonados, y los veterinarios no están obligados legalmente a hacerlo, aunque algunos colaboremos desinteresadamente.

Esta es una parte bastante delicada respecto al debate sobre los gatos callejeros ya que mucha gente arremete contra las clínicas veterinarias por no ofrecer sus servicios de forma totalmente gratuita para estos animales. Estoy seguro, y aquí hablo como veterinario y como gerente de una clínica veterinaria, de que todos los compañeros estaríamos encantados de atender a todos estos animales sin cobrar nada pero, por desgracia, eso es imposible. Las clínicas veterinarias son empresas privadas con gastos, facturas y sueldos como cualquier otra empresa, y solo por los gastos y descuentos relacionados con los animales de la calle, ya se hace un gran esfuerzo económico y personal. Cada clínica u hospital veterinario tiene su propio protocolo respecto a los animales sin propietario. En nuestro caso, no cobramos la consulta y hacemos descuentos bastante importantes en las pruebas y los tratamientos, entendiendo que es un asunto del que tenemos que encargarnos entre todos, por una parte la persona que lo recoge y se preocupa por él y por otra, los veterinarios que amamos la profesión y a los animales, vengan de donde vengan.

¿Cualquier gato puede vivir en la calle?

Gatos callejeros responsabilidadPor desgracia, hay gente que piensa que un gato doméstico puede vivir en la calle, y aprovecha para abandonar a su animal en una colonia. Está demostrado que un gato doméstico que es abandonado tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir en la calle. Es una situación muy estresante para ellos, ya que no están acostumbrados a los peligros que se puedan encontrar, por lo que el riesgo de atropello es mucho mayor. Al abandonarlo en una zona con gatos, lo primero que puede pasar es que puede ser atacado por los gatos que conforman la colonia, pues los gatos son animales territoriales, y encontrarse con un nuevo integrante puede provocar peleas. En caso de que se produzcan peleas, el riesgo de que el gato abandonado se contagie de alguna enfermedad es muy elevado. Muchos virus y bacterias se transmiten a través de mordiscos o arañazos, además de que el gato abandonado está inmunosuprimido por el estrés de la situación, por lo que aumentan las posibilidades de enfermar. Si además el gato abandonado no está esterilizado, estamos aumentando la población de los gatos de esta colonia exponencialmente, echando para atrás el trabajo de quienes se encargan de cuidar y esterilizar a los individuos de esa colonia.

Me he encontrado una camada, ¿qué hago?

Método CES camadasMuchas veces la gente nos llama o se acerca a la clínica para preguntarnos sobre una camada que se ha encontrado. Aunque el primer instinto sea llevarse esos gatitos a casa, no lo hagáis de forma precipitada. Tenéis que valorar varias cosas antes:

  • Lo primero es que las gatas no abandonan a sus bebes, por lo que lo más probable es que la hembra haya dejado a los gatitos en un lugar que ella ha considerado seguro para ir a buscar comida o agua, o simplemente dar una vuelta.
  • Lo segundo que tenemos que considerar es si se trata de una colonia controlada. En el caso de que así sea, hay que contactar con la protectora o voluntario que se esté haciendo cargo, pues son quienes conocen a los animales y sabrán si esa camada es de la colonia o se trata de un abandono.

Si los gatitos están en una zona relativamente segura, lo que hay que hacer es dejarlos y vigilar, en la medida de lo posible, para ver si la madre vuelve con ellos. Si consideramos que no están en un sitio realmente seguro, como puede ser debajo de un coche, y no podemos quedarnos, podemos dejar una nota en el parabrisas para avisar al propietario del vehículo. En el caso de que decidáis coger la camada, tenéis que saber que desde ese momento sois los responsables de los animales, de su cuidado y de su bienestar.

Muchas veces veo gatos con los ojos mal, ¿por qué?

Como comentaba al principio del artículo, al contrario de lo que piensa mucha gente, no es oro todo lo que reluce. Los gatos callejeros tienen que enfrentarse a multitud de amenazas provenientes del ser humano y también relacionadas con la convivencia y enfrentamientos entre ellos (contagio, heridas por peleas, etc.).Vivir en la calle supone estar en contacto con muchas enfermedades, muchas veces incluso desde antes de nacer. Hay enfermedades que se transmiten durante el embarazo, otras durante la lactancia y otras por contacto con animales enfermos. Aquí os dejo un breve resumen de algunas de las enfermedades que estos animales pueden tener. Si queréis saber algo más sobre alguna de ellas, podéis mirar en otros artículos que se encuentran en el blog.

Rinotraqueítis infecciosa

La enfermedad más llamativa es la rinotraqueítis infecciosa. Es una enfermedad muy común y muy contagiosa entre los gatos. Vemos gatos con los ojos con mal aspecto, llenos de legañas, con mocos y estornudos. El herpesvirus felino es el causante de la rinotraqueítis aunque pueden estar implicados otros virus, como el calicivirus y bacterias como la clamidia. Esta enfermedad puede afectar tanto a gatitos como a adultos.

Calicivirus felino

El calicivirus felino provoca síntomas parecidos a la rinotraqueítis, pero suelen ser más leves. El síntoma más característico es la aparición de úlceras en la boca. Estas úlceras pueden provocar un babeo excesivo y anorexia (comen menos o dejan de comer) por el dolor. Es normal que las infecciones por calicivirus y herpesvirus se den conjuntamente. Esta enfermedad no suele ser mortal pero a muchos de ellos los condena a tener dolor en la boca durante toda su vida.

Panleucopenia felina

Otra enfermedad muy común, sobre todo en cachorros, es la panleucopenia felina. Esta enfermedad puede resultar mortal. Suele producir anorexia, depresión y fiebre, y en algunas ocasiones vómitos y diarreas, llegando incluso a ser hemorrágicas. El cuadro clínico va a variar dependiendo de la edad en la que se produce la infección y del estado inmunitario del gato.

Inmunodeficiencia felina

La inmunodeficiencia felina es una enfermedad de la que ya os he hablado de manera más extensa en otra entrada del blog. Es una enfermedad silenciosa por lo que el gato puede estar infectado pero el virus no da la cara hasta meses o años más tarde, siendo importante en el caso de los gatos callejeros adoptados.

Peritonitis infecciosa felina

La peritonitis infecciosa felina está causada por un coronavirus. Normalmente la infección por este virus cursa de manera subclínica (sin síntomas aparentes) o con una leve diarrea pero en algunos casos se produce una vasculitis sistémica letal, que es lo que conocemos como peritonitis infecciosa felina. El momento de mayor riesgo es después del destete hasta los dos años de edad y en los gatos mayores de 10 años.

Leucemia felina

De la leucemia felina también os he hablado más detalladamente en en el blog. Es una enfermedad que puede tener varias formas y desenlaces, desde una curación completa a la muerte. Por desgracia, muchas veces va unida a la infección por el virus de la inmunodeficiencia felina, complicando el pronóstico. Si el animal presenta síntomas, estos serán inespecíficos, es decir, que pueden ser causados por varias enfermedades, como anorexia, letargia y depresión.

Como habéis comprobado, el tema de los gatos callejeros es bastante complejo e involucra a mucha gente: los desalmados que los abandonan y los que no los quieren por sus calles y los que luchamos por su bienestar (amantes de los animales, protectoras, veterinarios, organismos oficiales, etc.). Es una parte importante de nuestras ciudades y es responsabilidad de todos.

Quiero dedicar este artículo a las miles de personas que de forma desinteresada dedican tanto esfuerzo personal y económico a cuidar y proteger a los animales callejeros; a mis compañeros, Jose, Carmen y Vicky; a los veterinarios que aman esta bonita profesión y a nuestros compañeros felinos Blacky, Romeo y Manolita que fueron rescatados de la calle y que llevan muchos años alegrándonos nuestros ratos en la clínica.

*******IMPORTANTE******* Todos los comentarios son leídos y contestados pero debéis tener en cuenta que dependiendo de la carga de trabajo en la clínica podemos tardar varios días en contestar. Por lo que si la duda es sobre un síntoma de urgencia por favor id rápidamente al veterinario más cercano.


Las respuestas a las consultas de los lectores son opiniones del autor del artículo. Se basan únicamente en la información aportada por el lector y están muy limitadas al no poder realizar la exploración física y pruebas necesarias del paciente.

4 Comentarios

  • Responder
    Mikeldi
    el 7 diciembre, 2019 a las 22:37

    Hola
    No se a quien dirigirme. Alimento a una pequeña colonia de gatos en mi barrio(tres), uno aparece a diario cuando los alimento( como mi trabajo es a turnos lo hago de 2000 a 22,30), otro aparece casi todos los días, otro solo esporádicamente, este último aparecido , en muy mal estado creo que tiene una pata rota, posiblemente atropellado (mirando desde atrás la trasera derecha) esta delgadisimo es todo piel y huesos,también tiene una herida como la yema del dedo corazón a la altura de la cadera. no me puedo hacerme cargo de una intervención de un veterinario de pago, ( se lo que cuestan, uno de mis gatos tuvo que quedarse unos días y fue un gasto muy grande) su captura no es un problema, no solo me deja acariciarlo, sino que deja casi cogerlo (lo he intentado esta noche y lo conseguido) con débil que ésta no había problema. vivo el Bilbao y no se si aqui hay alguna asociacion que atienda estos casos, le daría encantados mis datos para que me explique que hacer, estoy muy perdido. Solo quiero salvarlo. El fue el que primero vi, y me empezo a maullar, Su hermano estaba muy delgado y tenía muchas pequeñas heridas( por su comportamiento y gestualidad no cabe otra explicación de que eran hermanos), este ahora esta gordito y parece sano, las heridas se han curado completamente, este me deja manipularlo, para comprobar sus heridas (en el abdomen tenía una muy fea, pero superficial,) es el que aparece todos los días cuando los alimento. No se si este es un foro adecuado para mi pregunta. Gracias .

    • Responder
      Alfredo
      el 9 diciembre, 2019 a las 12:10

      Hola, Mikeldi. Gracias por ocuparte de esos gatos. Te recomiendo que hables con tu veterinario para ver si él conoce alguna asociación o protectora. Nosotros colaboramos con las de la zona y siempre hay clínicas que ayudan en estos casos. Suerte. Un saludo, Alfredo.

  • Responder
    Casandra
    el 5 abril, 2019 a las 22:00

    Muchas gracias Alfredo por la información, es muy interesante. También daros las gracias a todo el equipo de la clínica por vuestro trabajo!

    • Responder
      Alfredo
      el 8 abril, 2019 a las 11:06

      Hola, Casandra. Muchísimas gracias por haber leído el artículo y por tus palabras. Un fuerte abrazo. Alfredo.

    Deja un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies