La Asunción Perros

Como evitar que mi perro se maree en el coche y no vomite

Como evitar que mi perro se maree en el coche y no vomite

Si eres de esas personas que disfruta con la naturaleza, con la llegada del frío comienzan las escapadas y viajes de fin de semana a la montaña, paseos por zonas rurales, rutas de senderismo, etc. Y seguro que te encanta llevarte a tu compañero para que disfrute de todos los paisajes otoñales. Yo no lo dudo, un fin de semana de paseo por la montaña con mis pequeños es el mejor plan que pueden ofrecerme en esta época. Y ahora viene un punto clave, ¿tu perro disfruta el paseo en coche o es de los que se ponen muy nerviosos o vomitan durante el trayecto? Si se ha llevado a cabo una educación desde cachorro a los paseos en coche, seguro que eres de los que no tienen problemas a la hora de viajar. Si por el contrario, eres de los que se pone nervioso cada vez que toca irse de viaje y no disfruta del trayecto ya que tu perro se estresa, el artículo de hoy seguro que te puede interesar y ser de gran ayuda. Si tienes un perro que cada vez que se sube al coche, aunque sea un viaje corto, tiembla o presenta salivación excesiva puede llegar a preocuparte (y con razón), ya que como es obvio no va a disfrutar el viaje y pasará gran parte del tiempo con un gran malestar.

Hoy en día el coche es un elemento fundamental en nuestras vidas y por supuesto, de la vida de nuestras mascotas. El hecho de que nuestra mascota no se adapte bien al coche supone un grave inconveniente de la rutina diaria, por eso considero importante dar a conocer diferentes consejos que ayudan a que nuestro compañero pase el viaje mucho más ameno y sea lo menos estresante para él.

¿Por qué mi perro se marea en el coche?

Esto ocurre por la falta de adaptación de nuestro perro o gato al movimiento del vehículo durante el viaje y suele agravarse si durante el camino hay varias curvas. Además, hay otros factores que también influyen en la calidad del viaje como es el miedo o el estrés al viaje. Todo esto es lo que va a producir a nuestro compañero cierta ansiedad, agitación, náuseas y finalmente vómito. Los mareos durante el viaje son mucho más habituales en cachorros, ya que sus oídos son todavía inmaduros y no están bien adaptados al movimiento, por lo que no mantendrán del todo el equilibrio. Nosotros, en la clínica, semanalmente nos encontramos con cachorros que vienen a vacunar con un exceso de baba o que directamente han vomitado durante el trayecto (es algo habitual).

Seguro que mucha gente evita llevar a su mascota para no pasar por este mal trago, pero ¿No debería ser más fácil?, ¿Tiene que perderse tu perro el placer de pasear en un ambiente diferente?. Hoy en día se disponen de varios medios para tratar eficazmente este problema, pero en estos casos lo mejor es que consultéis a un veterinario antes de intentar buscar en foros productos milagrosos que pueden poner en peligro su salud.

¿Cómo evitar que mi perro se maree en el coche y disfrute del viaje?

Si tienes un cachorro, todavía estás a tiempo de adaptarlo de forma paulatina al coche y evitar que en un futuro sea tan desastroso viajar con él. El primer paso es acostumbrarlo al coche sin el motor en marcha, poniéndole de comer, jugando dentro o incluso acostumbrándolo a que se duerma un rato en su interior. Una vez hecho esto, te recomiendo que siempre que puedas, lo lleves contigo en el coche. Intenta que sea con el estómago vacío y que se adapte cuanto antes a ir en transportín o con cinturón de seguridad (el medio que prefieras que lleve en un futuro). En estos casos, ayuda mucho poner junto a ellos su juguete preferido o una manta que suela tener habitualmente para que el olor le resulte más familiar y no lo vea como algo totalmente diferente. Es recomendable empezar con paseos cortos, evitar en la medida que se pueda, realizar las curvas bruscamente y al acabar el trayecto darle un premio (caricias, golosinas e incluso un rato de juego), de esta manera asociará el paseo en el coche con algo positivo al terminar. Cuando lleves varias veces haciéndolo, se subirá al coche fácilmente esperando su recompensa posterior.

¿Cómo habituar a un perro adulto para que no se maree en el coche?

Si ya tienes un perro de edad más avanzada y que no está habituado a viajar en coche te pediría un poco de paciencia, en estos casos también requieren de un poco de educación previa si vas a realizar un viaje largo.

A continuación te comento varios consejos para habituar a tu perro al coche y así evitar que se maree, se ponga nervioso, sufra estrés o incluso vomite:

⁃ Los perros han de viajar cómodos en el coche para evitar la ansiedad. Es importante familiarizar al perro con el coche poco a poco antes del viaje (como haríamos si fuera un cachorro). El truco es conseguir que asocie el viaje con una experiencia positiva . Si utilizamos un transportín para llevarlo, hay que colocarlo para evitar que se vaya moviendo durante el viaje y dando golpes. Ayuda también que introduzcamos su juguete preferido para hacerlo más agradable. Lo ideal es hacer una educación previa, dejar que vuestro perro se suba de vez en cuando al coche para olerlo y familiarizarse con él, obteniendo un premio posteriormente. Una vez que se encuentren cómodos y con tranquilidad se puede pasar a darle paseos cortos y aumentar la distancia progresivamente.

⁃ Ofrecerle un viaje relajado. Por ello es muy importante cansarlos previamente. Darle un buen paseo antes de emprender el viaje y así liberará toda la energía que tiene acumulada y estará mucho más relajado durante el viaje. En estos casos, hay que intentar mantener la calma en todo momento, hablar con un tono de voz suave y relajado e intentar ignorar los aullidos y lloriqueo que pueda realizar. Si respondemos a ellos podríamos potenciarlos y si les hablamos bruscamente, podrían asociar el subir al coche con una experiencia desagradable.

⁃ Es muy importante parar cada dos o tres horas para sacarlo a jugar y hacer pipí. En estos casos, como a nosotros también nos recomienda la DGT, hay que parar para hidratarnos y despejarnos, será algo muy bueno para todos.

⁃ Se recomienda que antes de emprender un viaje largo en coche con el animal, éste mantenga un pequeño ayuno. Lo ideal es que estén sin comer dos o tres horas antes de realizar el viaje para evitar que el perro vomite. Y sobretodo, evitar la comida copiosa o grandes raciones.

⁃ Como última opción, si tras realizar todo lo anterior no conseguimos que pase un viaje relajado, hay medicamentos contra el mareo que ayudan a que no sea algo tan traumático. Dependiendo del fármaco hay varias opciones, hay fármacos que evitan el vómito nada más y otros productos que les causan una relajación muscular y evitan parte de esa ansiedad. En estos casos, tendrías que pasar por tu centro veterinario para informarte de cuál es la mejor opción, ya que son productos de prescripción veterinaria. Ya tienes toda la información necesaria así que… Buen viaje!!!

También te puede interesar…

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies