La Asunción Perros

Caída del pelo en perros: Enfermedades, causas y tratamiento

caida de pelo en perros

La caída del pelo en los perros es una preocupación común para muchos dueños de mascotas. Yo en mi caso hace tiempo que dejé de preocuparme por mi pelo, pero para los perros hay muchas cosas a tener en cuenta, y por suerte, la mayoría de los casos se pueden solucionar.
Primero tenemos que hablar de la muda normal. La muda es el proceso mediante el cual los perros pierden parte de su pelaje viejo para dar lugar a un nuevo crecimiento. Es un ciclo normal y necesario que ayuda a los perros a mantener su pelaje en buen estado.
Suele producirse como adaptación a las estaciones para estar más frescos en verano y para desarrollar un pelaje más denso y así protegerse del frío en invierno.
La muda también permite que el pelaje del perro se renueve y se mantenga saludable, eliminando pelo viejo, muerto o dañado.
Hasta aquí todo es normal, pero en más ocasiones de las que te puedes imaginar, los perros empiezan a perder el pelo de forma generalizada o por zonas y ya no podemos hablar de muda. Es en ese caso cuando tenemos que pensar en que hay algún problema de la piel o de otro órgano interno que afecta a la piel.
A continuación te explico las principales enfermedades que causan la caída del pelo en perros, sus causas y las opciones de tratamiento disponibles.

Caída del pelo en perros por enfermedades de la piel

Entre las enfermedades que podrían ocasionar la caída del pelo en los perros vamos a destacar dos enfermedades principales.

– Dermatitis atópica o dermatitis alérgica canina:

Esta es una de las causas más comunes de la pérdida de pelo en perros. Cada vez hay más casos de perros con alergia ambiental (entre el 10 y el 15%) y es una de las causas más frecuentes de visita al veterinario.
Causa: Alergia a sustancias ambientales como polen, moho y, sobre todo, ácaros del polvo.
Síntomas: picor crónico, enrojecimiento y lesiones en la piel, comúnmente en cara, patas, axilas y abdomen.
Tratamiento: evitar alérgenos, baños medicados, medicamentos antiinflamatorios y, a veces, terapia de desensibilización. Esta enfermedad es muy compleja y el caso necesita un seguimiento constante por parte del veterinario.

– Dermatitis alérgica alimentaria:

Causa: reacción a ciertos ingredientes en la comida, como ciertas proteínas.
Síntomas: picor en la cara, patas y orejas, problemas gastrointestinales, y a veces infecciones recurrentes en el oído o la piel.
Tratamiento: dieta de eliminación para identificar el alérgeno, seguida de una dieta hipoalergénica.

Parásitos que provocan caída de pelos en perros

Los parásitos no suelen provocar caída del pelo de los perros directamente, y esta caída suele ser por el rascado que se producen con la boca y las uñas.
El parásito principal que produce caída del pelo en los perros es la pulga.

– Dermatitis alérgica por pulgas:

Causa: la alergia a las picaduras de pulgas es una reacción a la saliva de la pulga.
Síntomas: picor intenso, pérdida de pelo y lesiones en la piel, especialmente en la zona trasera, cola y muslos.
Tratamiento: control de pulgas en el perro y su entorno, medicamentos para aliviar el picor y, en algunos casos, terapias inmunomoduladoras.

– Reacción alérgica a picaduras de otros insectos:

Causa: alergia a picaduras de ciertos insectos aparte de las pulgas, como mosquitos o arañas.
Síntomas: picor y enrojecimiento en el sitio de la picadura, hinchazón y, en casos graves, reacciones anafilácticas.
Tratamiento: evitar la exposición a los insectos, medicamentos para controlar los síntomas y, en casos graves, tratamiento de emergencia.

Pérdida de pelo en perros por trastornos hormonales

– Hipotiroidismo: aunque menos frecuente que las dermatitis alérgicas, es una enfermedad que también se suele ver en nuestros perros, sobre todo en perros mayores de 6 años. Esta condición, donde la glándula tiroides no produce suficientes hormonas, puede llevar a una pérdida de pelo uniforme, pero sin picor, lo que la distingue, entre otras cosas, de las dermatitis alérgicas.
Tratamiento: suplemento con la hormona tiroidea.

– Hiperadrenocorticismo (Enfermedad de Cushing): esta enfermedad es causada por una producción excesiva de cortisol, la hormona del estrés, ya sea debido a un tumor en la glándula pituitaria o en las glándulas suprarrenales. Los síntomas incluyen pérdida de pelo simétrica, piel más fina de lo normal, aumento del apetito y sed excesiva.

– Alopecia X (Hiperplasia del folículo piloso): aunque la causa exacta no es hormonal en el sentido tradicional, se cree que está relacionada con desequilibrios hormonales. Se caracteriza por una pérdida de pelo sin picor, generalmente en el tronco, y es más común en razas como el pomerania, el spitz finlandés y el chow chow.

– Hipoestrogenismo (deficiencia de estrógenos): raro en perros, pero puede ocurrir en hembras, especialmente después de una ovariohisterectomía (castración). Puede llevar a la pérdida de pelo y cambios en la textura de la piel.

– Alopecia estacional (alopecia de los flancos): hay dudas de su causa y podría no estar directamente relacionada con un desequilibrio hormonal. Esta enfermedad lleva a la pérdida de pelo estacional, generalmente en los flancos, y es más común en razas como el bóxer y el airedale terriers.

Heridas y caída de pelo en perros

Otra causa de la caída del pelo en los perros es una herida o traumatismo que ocasione la pérdida directa del pelo, o bien, aunque la herida sea leve, que ocasione picor y el perro se arranque el pelo con mordiscos, lamido excesivo o rascado con las uñas.

Otras causas de la caída del pelo en perros

Factores Genéticos: algunas razas son más propensas a ciertas condiciones de la piel que pueden causar pérdida de pelo.
Nutrición inadecuada: piensos de mala calidad o una dieta desequilibrada pueden llevar a deficiencias nutricionales que afecten a la salud del pelaje.
Estrés y ansiedad: al igual que en los humanos, el estrés y la ansiedad pueden afectar la salud física de los perros, incluyendo la calidad de su pelaje.

Consejos y tratamientos para evitar la caída del pelo en perros

Visitas al veterinario: las enfermedades de la piel que cursan con caída del pelo son frecuentes en nuestros perros y es crucial consultar a un veterinario para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento, que puede incluir medicamentos, cambios en la dieta o terapias específicas.

Cuidado del pelaje y la piel: un buen régimen de aseo puede ayudar a mantener la piel y el pelo del perro en buenas condiciones. Esto incluye baños regulares con champús especiales y cepillado frecuente para retirar el pelo muerto.

Suplementos Nutricionales: suplementos como ácidos grasos omega-3 y omega-6 pueden mejorar la salud de la piel y el pelaje. Estos suplementos son útiles en cualquier patología, aunque sus resultados tardan en observarse. Aquí te añado un enlace de unos ácidos grasos por si quieres probar.

Conclusión

Aunque los perros tienen la muda natural en ocasiones varias veces al año, una pérdida excesiva de pelo en perros puede ser un signo de varias condiciones de salud, por lo que es importante prestar atención y buscar asesoramiento veterinario si se observa una pérdida anormal.
Las principales causas de caída de pelo en perros son las dermatitis alérgicas, cada una de las cuáles tiene su tratamiento específico.
Con un tratamiento adecuado y el cuidado preventivo, la mayoría de los perros puede disfrutar de una vida saludable y un pelaje brillante y lleno.

No te pierdas estos otros artículos

Sin comentarios

    ¡Déjanos un comentario!