Gatos La Asunción

Feromonas felinas. Qué son y para qué se utilizan

feromonas en los gatos

¿A que es adorable ver como vuestro gatito se restriega con vosotros cada vez que llegáis a casa? Pues aunque este comportamiento parece algo muy normal y carente de significado, tiene una función muy importante para ellos, la comunicación.

Cuando los gatos se restriegan con nosotros o con los objetos de casa, lo hacen para dispersar unas moléculas muy pequeñas llamadas feromonas. Tranquilos, esta sustancia no mancha ni notaremos prácticamente su olor. En el artículo de hoy voy a explicaros qué es y por qué es tan importante para ellos.

Las feromonas son sustancias químicas secretadas tanto por animales como por personas y su función en el mundo animal es la comunicación. Cuando un gato se frota su cabeza o sus almohadillas con un objeto, mueble o persona lo hace para dejar señales que funcionan como un mensaje informativo perfectamente comprensible para otros gatos. Las glándulas que sintetizan las feromonas se localizan alrededor de su boca, barbilla, frente, mejillas y almohadillas. El olor que desprenden las feromonas felinas no es perceptible para el olfato humano, pero para gatos, gracias a un órgano especializado que tienen (órgano aeronaval), pueden procesar la información hasta su celebro y captar diferentes señales.

¿Cómo detectan las feromonas los gatos?

El órgano vomeronasal o de Jacobson, se encuentra en el interior del tabique nasal y éste les permite literalmente “paladear los olores”. Para ello cuentan con un comportamiento conocido como reacción de “Flehmen”: los gatos, al notar esta sustancia abren la boca, entornan los ojos y es como si realizaran una succión del aire. Esa información recibida a través del olor se transmite por el sistema nervioso hasta el sistema límbico, una zona especializada en las sensaciones (placer, miedo, ansiedad, etc).

Tipos de feromonas en los gatos

Hay 5 tipos de feromonas faciales que han sido estudiadas por diferentes especialistas y aunque todavía no se conocen totalmente sus funciones, se ha conseguido saber algunos datos sobre ellas:

La feromona “F2” es secretada en estados de excitación sexual. De esta manera los machos pueden localizar a las hembras en épocas fértiles.
La feromona “F3” la depositan sobre objetos, familiares, etc. con el objetivo de marcarlos como algo propio. Es la encargada de hacer sentir al gato que se siente en su territorio y que esté tranquilos ya que es su entorno familiar.
La feromona ”F4” la depositan sobre otros gatos y sobre otras especies (como nosotros) para marcarlos como conocidos y familia.

Como los humanos, los gatos también pueden estresarse, aunque cualquiera lo diría con el tipo de vida que llevan… Para ellos, el estrés puede venir de realizar un cambio de casa, una mudanza, la llegada de un nuevo miembro de la familia o incluso una nueva mascota, si queréis saber más sobre el estrés en gatos os recomendamos este otro artículo. En ocasiones, es difícil determinar si vuestro gato está estresado ya que suele pasar desapercibido. Si su estrés aumenta, puede acabar destrozando muebles, haciendo sus necesidades fuera del arenero, se esconde la mayor parte del día, maúlla demasiado, etc.

En el mercado hay varios productos que presentan análogos sintéticos de las feromonas faciales felinas (análogos de la feromona F3 y F4). Estos productos son usados para el manejo de algunos problemas de comportamiento en el gato. No son fármacos ni sirven para curar un problema de comportamiento, sino para mejorar estos problemas y su manejo, disminuyendo el estrés del gato.

Estos productos están indicados para el problema de marcaje con orina, problemas de ansiedad durante el transporte, cambios de comportamiento durante la hospitalización, disminución de estrés en cambios de casa o al introducir un animal o persona nueva en la vivienda (por ejemplo un bebé).

El objetivo de usar estas feromonas sintéticas es para ayudarles a sobrellevar situaciones de estrés. Se pueden utilizar en forma de aerosol o en difusores para enchufar en casa. Estas sustancias sintéticas son muy útiles si se usan de forma puntual pero tampoco debe usarse de manera continua. Por ello, lo mejor es consultarnos el momento óptimo de su uso, ya que su empleo constante puede ocultar unas causas de estrés que en el fondo son útiles para detectar si nuestro gato está o no enfermo.

También te puede interesar…

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies